Poema: La Negra Cristiana

Hoy flota en mi lenguaje de poesia
el caso que la letra significa
repitiendo la historia de los dias
que se ha desarrollado en P.R.

Cierta doña de alta aristocracia
alquilo en su casaa una cristiana
que la cual unica gracia tenia
la bendicion de Dios cada mañana.

Cuando las amigas visitaban la doña
en tardes de canastas la piel negra
y el rostro criticaban de la cristiana
que servia las tazas.

Diciendole,despide a esa sirvienta
es muy negra,muy fea,contra echa
y cuando habla recomienda
que hablemos a Dios en nuestras fiestas.

A pesar de las burlas y desprecios
la doña de la casa no veia
que la cristiana vivia sin afectos
y por eso retirarla no podia.

Y cuando esta se mostraba afanante
para que la cristiana se marcharse
ella se mostraba suplicante.

Ademas tenia la necesidad de trabajar
para obtener sustento
lloraba mas y mas tanto en labios
como enpensamientos.

Aquella negra se sentia blanca
se veia bella en Jesucristo
pues se habia emblanquecido el alma
con la sangre del santo sacrificio.

Pero las amigas de la doña
aquellas con sus ojos carnales
no veian que la gracia de Dios
iba hacia ellas cuando aquellas
manos negras le servian.

Y por eso la doña embelezada
decidio despedir a la cristiana
para asi agradar a sus amigas
aunque inventaba una
calumnia insana.

Cierto dia la doña de la casa
escojio un bellisimo collar
monto en su yate lejos en la playa
cojio la joya y la tiro en el mar.

Cuando regreso a la casa,falsamente
le dijo a la cristiana,malechora te me
largas inmediatamente por haberme
robado un collar,buena ladrona.

Mas la cristiana se arrodilla
frente a la doña y le decia
no robe,no diga una mentira
su joya la traera mi salvador.

Y como la doña estaba tan segura
que el collar no apareceria
le dijo no te boto,si lo buscas
y para hacerlo le dio dos dias.

Mas le dijo toma estos dos pesos
compralos de pescado buenos y grandes
mañana comere tu ultima almuerzo
antes que te bote o te me larges.

Mas la cristiana oro toda la noche
hasta el amanecer confiando en que
el Señor no dejaria sus hijos en
verguenza perecer.

Y cuando el almuerzo al otro dia preparaba
al abrir un pescado dislumbro
el collar que la doña le imputaba
corrio a la alcohoba con aquel pescado
y le dijo señora ya el Señor Jesus
el collar a sus manos a tornado
por la divinidad de su virtud.

Mas la doña se arrodillo frente
a la cristiana temblando con espasmos
escalofrios y exclamaba perdoname
Dios mio.

Mas la cristiana le dijo señora
el Señor mando a Simon al mar
a pescar y a llegado el momento
en que Cristo la quiere perdonar.
Mas la doña arrepentida
pudo testificar que el
Señor puede perdonar.

0 comentarios: (+add yours?)

Publicar un comentario en la entrada

 
Ir arriba Ir abajo